José Beato Fernández ensalza el amor de los lucentinos a la Virgen de Araceli en sus fiestas José Beato Fernández ensalza el amor de los lucentinos a la Virgen de Araceli en sus fiestas
  En la parroquia de San Mateo, José Francisco Beato Fernández, ha exaltado las Glorias de María Santísima de Araceli describiendo el amor de... José Beato Fernández ensalza el amor de los lucentinos a la Virgen de Araceli en sus fiestas

 

En la parroquia de San Mateo, José Francisco Beato Fernández, ha exaltado las Glorias de María Santísima de Araceli describiendo el amor de los lucentinos hacia la Virgen de Araceli a través de las distintas celebraciones y acontecimientos que ensalzan a la patrona.

El acto que marca el inicio de la celebración de las Fiestas Aracelitanas comenzaba con la proclamación de la Aracelitana Mayor, Eugenia Jiménez Ramírez, y su corte de Honor compuesta por Lourdes María Crespillo Burgos, Ana Doblas Beato, Olga Egea Cuenca, María Isabel Jiménez Bermúdez, Marta López Arroyo y María Ranchal Doblas.

Finalizada la proclamación por parte del alcalde de Lucena, Aurelio Fernández García, Araceli Beato Beato presentaba al pregonero, su padre, quien inició su intervención con la frase “La Virgen de Araceli es, en estos momentos, un sobresalto” tomada del pregón que pronunciara hace cincuenta años su padre, Luis Beato García. Un pregón que ha dicho se cimienta en la sonrisa de la Virgen, a la que hace mención para exponer las muestras de amor de los lucentinos hacia la Virgen.

Así comenzaba diciendo que “hoy, al igual que entonces y que siempre, la Virgen de Araceli como Madre Dulce y Buena nos sigue regalando su permanente sonrisa y este es, no sólo el inmenso privilegio que atesora nuestra Lucena, sino el motivo en que reside la innata felicidad de sus habitantes, porque cada vez que alzamos la mirada para contemplar el divino rostro de Ntra. Madre, la vemos con una sonrisa dibujada en su preciosa cara; una sonrisa que, como un deslumbrante rayo de luz, tan sólo una madre es capaz de regalar a sus hijos, recordándonos que el alma que puede hablar por los ojos, es también el alma que puede besar con la mirada”.

José Beato Fernández en su disertación alabó las manos de la Virgen vinculándolas a las manos de la mujer lucentina “esas manos de madre sensible, amorosa y tierna que se hacen plegaria” representadas en las de la Camarera de Nuestra Madre, las mujeres del Taller de María o las de los guardeses del Santuario.

Mencionando al manijero de la Bajada, José Beato describió la romería mencionando el jolgorio romero, la mirada a los enfermos, el pregonero destacó que “se inunda Lucena que de nuevo resplandece, haciendo verdad verdadera aquella expresión popular según la cual, nuestro pueblo se transforma, cambia y alegra cuando con nosotros ya se encuentra nuestra Reina”.

Continuó su disertación con la proclamación de la Corte de Honor y el pregón, de los que dice son “pórtico de entrada del despliegue de emociones que Lucena desgrana en honor y gloria de Ntra. Madre”.De la Corte de Damas dijo que “conforman el más preciado ramillete, ejemplo de virtudes y belleza” que serán “la escolta que acompañará a la Virgen” y quienes limpiarán de sus manos “los besos que depositaremos sus hijos enjugando con ellos las lágrimas que brotarán al tiempo de musitar una oración emocionada”

Hizo un recorrido por la Ofrenda de Flores “que los lucentinos presentarán a su patrona y la felicitación de los Campanilleros de la Aurora porque dijo “rezando y cantando nos despierta la Aurora para traernos de Su Mano el Día de Nuestra Patrona, que es el día más grande que se puede vivir en Lucena; un auténtico torbellino de emociones donde afloran las más íntimas sensaciones”.

Hizo referencia a la Función Religiosa donde todos los lucentinos “rezamos al unísono a la Patrona el himno” y al hablar del manijero de su le aseguró que “paseará con cariño a Ntra. Patrona dirigido desde el Cielo por su hermano Manolo” del quien afirmó que “también ha sido hoy pregonero, siquiera un poquito, inspirándome desde los balcones del Cielo”.

Tras realizan un recorrido minucioso por el recorrido que realiza la Patrona de Lucena en su solemne procesión hasta su llegada a Lucena, y se detuvo en la cercanía del Besamanos para continuar hablando de la Presentación de los Niños, la Misa de la Familia, la Misa de la Tercera Edad y la Romería de Subida con la que ponía “broche a mi afición santera, esa pasión que llevo prendida en el alma; y que lo haga con un deseo, extensivo tanto a los tres manijeros de la Patrona como a todos los demás que deciden echar sobre sus hombros la responsabilidad añadida de mandar un santo”.

Finalizando la recreación de las fiestas que para José Beato Fernández son “un abanico de sentidas y festivas manifestaciones en torno a Ntra. Patrona”, el pregonero recordó los turnos de vela ante la Virgen y las peregrinaciones al Santuario.

Finalizó su pregón diciendo: “desde esta noche, noche de ilusiones, hasta aquella otra que vendrá, de sueños sin fronteras, todos nosotros nos despertemos cada mañana rezándole a Ntra. Patrona con el sentimiento emocionado que encierra esta jaculatoria: “Dormir quiero en Tus brazos/ y que me despierte el alba/ cogido para siempre de Tu Mano”

Al acto inicial de las Fiestas Aracelitanas ha contado con la presencia del alcalde de Lucena, Aurelio Fernández García, y representantes de los grupos políticos de la Corporación Municipal; el vicario episcopal de la Campiña, Jesús María Moriana Elvira; el director general de Justicia Juvenil y Cooperación de la Junta de Andalucía, Esteban Rondón Mata; el presidente de la Agrupación de Cofradías, Antonio Díaz; el Hermano Mayor de la Venerable Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Juan Torres; el Hermano Mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de la Sierra, Francisco José Rojano Romero; la presidenta de la Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen de Rute, Ana Burguillos; el Hermano Mayor Honorario de la archicofradía aracelitana, Antonio Crespillo; los miembros de la Fundación Obra Pía de María Santísima de Araceli, de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli y su vocalía de juventud.

 

No hay comentarios hasta ahora.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.