Conocemos el Archivo Histórico, que recoge la historia de Lucena desde el siglo XVI Conocemos el Archivo Histórico, que recoge la historia de Lucena desde el siglo XVI
    Esta semana, visitamos la Concejalía de Archivo Histórico de Lucena, ubicada en el edificio Palacio Condes de Hust en la Calle Flores... Conocemos el Archivo Histórico, que recoge la historia de Lucena desde el siglo XVI

 

 

Esta semana, visitamos la Concejalía de Archivo Histórico de Lucena, ubicada en el edificio Palacio Condes de Hust en la Calle Flores de Negrón, para conocer sobre los servicios que presta al ciudadano. Una concejalía a cargo de Mamen Beato, y quién nos habla de ella en la siguiente entrevista:

 

¿Con qué personal cuenta la Delegación de Archivo Histórico? ¿Qué espacios ocupa?

A nivel de personal únicamente cuenta con una persona, una documentalista, pero a nivel de dependencias esta delegación es bastante amplia. Se encuentra ubicado en el edificio de la Biblioteca Municipal lo que se denomina el archivo general y el archivo intermedio, junto con una sala de espurgo; luego en el edificio del Ayuntamiento tiene lo un archivo administrativo.  El sótano de este edificio que tendrá unos 1.000 metros cuadrados contiene el archivo general.

Además cuenta con una sala de investigadores, donde pueden venir a consultar estos archivos.

La diferencia que existe entre estos archivos  es que el archivo general contiene lo que son archivos ya protegidos y tienen más de 50 años, en el archivo intermedio se encuentran los documentos de menos de 50 años que son los que son susceptibles de ser destruidos o ser guardados para la consulta futura, y el archivo administrativo son los que tienen hasta 5 años.

 

¿De cuando son los documentos más antiguos que conserva el archivo histórico?

Pues arrancamos del siglo XVI, concretamente en el año 1504. Por ejemplo, del siglo XVI hay actas de cabildo, que son como las actuales actas de un pleno; hay libros de propios que son libros con asientos económicos fundamentalmente; también hay algún título de hidalguía, alguna escritura de nobleza, etc..

Según van avanzando van diversificando el número de documentos, por ejemplo, el título de Ciudad de Lucena original, del que se reprodujeron copias para la ciudadanía; así como la variedad de documentos municipales que han ido existiendo a lo largo del tiempo.

Existen algunos documentos de carácter privado entre comillas, como es la «Regla de la Cofradía de la Cruz», precisamente de este documento se le han enviado fascímiles (reproducciones exactas de documentos)  a Cañete de las Torres. De las cofradías lucentinas no se conservan documentos porque se trata de un archivo fundamentalmente municipal o aquella que está relacionada con el cabildo, con el municipio.

 

¿Qué tratamiento reciben los documentos para conservarlos?

Cuando se genera papel, algún negociado municipal quiere ingresar un documento al archivo histórico, si es papel el  negociado lo tiene en su poder hasta cinco años (en algunos casos hasta 10 años) porque ese documento está vivo, cuando ese documento ya no está tan vivo se pasa al archivo intermedio, se tiene unos años en el archivo del Ayuntamiento, después se hace una trasferencia aquí, como no se pueden meter en estas instalaciones que están dedicadas al histórico cualquier documento ya que tiene unas máquinas que regulan la temperatura y humedad; pues pasan por la sala de espurgo, allí están como en cuarentena, observando que el documento no pueda traer ningún elemento que pueda perjudicar a los demás; y ya pasa al archivo general.

Donde se presta más cuidado es en el archivo general histórico, aunque parezca paradójico, prestamos más atención a las series del siglo XIX, debido a las características del papel  y de la tinta, es una documentación que se va supervisando continuamente, para ver que sus niveles de humedad y temperatura estén bien, que las que estén aquejadas de hongos no vayan a más, que los que están muy deteriorados no vayan a más , por si algún día se pueden restaurar.

Nuestros archivos están basados en la tecnología de los vagones, se trata de unos armarios herméticos que ruedan con un volante y una vez que los cierras se quedan cerrados herméticamente. Algunos documentos no pueden ser consultados por los usuarios, si están muy deteriorados.

 

El usuario de a pie ¿ Qué acciones puede realizar en el archivo histórico ? ¿Y cuales no ?

Pues en principio, siendo mayor de edad, o si es menor acompañado de un adulto o de un documento que lo identifique, se puede hacer cualquier tipo de consulta a un legajo histórico; siempre con las condiciones que se suelen poner por un archivo histórico; se tocan con guantes, no se hacen fotografías, no se hacen fotocopias, no se sacan del recinto. Lo único que está más limitado son documentos del archivo intermedio o administrativo, ya que se encuentran restringidos por la ley de protección de datos.  También se limitan los documentos muy deteriorados que aún no han sido digitalizados.

 

¿ Tiene esta delegación convenios con los cronistas oficiales ?

No, no existe ningún convenio, lo que si se les presta es un servicio de consulta del archivo histórico.

Los cronistas oficiales, son personas nombradas por la corporación; los grupos políticos proponen una persona, esto va al consejo de ciudad, y a continuación se tiene que aprobar en el pleno municipal.

La relación con los cronistas es muy estrecha, porque ellos beben del archivo histórico, su trabajo se basa en datos muy puntuales que se piden al archivo histórico. Por ejemplo, para saber cuando llegó la Virgen de Araceli de Lucena, existe un asiento que dice cuanto se le pagó al trompeta que anunció la llegada. Este dato, se puede decir que es el dato fidedigno que abre una investigación. 

 

¿ Qué criterios se siguen para archivar los documentos ?

No son criterios, se archivan según las reglas archivísticas establecidas, tanto en papel como electrónico.

En la actualidad, por ejemplo de los plenos municipales se guardan las resoluciones, así como cada punto y los expedientes que los acompañan; los cuales van guardados en un libro en el mismo Ayuntamiento.

Los documentos que se guardan son solamente los propios del Ayuntamiento.

 

 

 

 

¿ Qué aspectos se trabajan en memoria democrática ?

La memoria democrática, lo que pretende, es recoger los hechos desde la primera republica hasta que entra en vigor después de las elecciones la Constitución Española.

Es una delegación nueva de esta nueva corporación, anteriormente se recogía en las delegaciones de Patrimonio Histórico o Cultura; y ahora se desarrolla junto con Archivo Histórico.

Recientemente se le ha prestado apoyo en cuanto a la gestión hasta la publicación, en la presentación del libro «Lucena 1900-1945 Movimiento Obrero, republicanismo y represión política» , un proyecto subvencionado por la Diputación de Córdoba.

 

¿Tiene esta delegación campañas o actividades a lo largo de todo el año ?

Las principales, las fijas es la digitalización de documentos; luego, hay algunas publicaciones como son las de Lucena para el recuerdo, que son las láminas que se reparten. Tenemos en marcha la página web desde el año pasado que se presentó.

La página web recoge noticias y hechos de interés, en la que se pretende una especie de repositorio, para que se pueda ir viendo todo el archivo histórico.

Entre las actividades, también se hacen visitas de colegios,  que se quedaron pausadas con la pandemia, y que esperamos retomar. También muchas veces se colabora con la Universidad de Córdoba.

Normalmente, se atiende a los investigadores, a los jueces, o policía para sus investigaciones, etc. con el poco personal que cuenta no se puede llevar a cabo más.

Archivo Histórico es una de las delegaciones que menos presupuesto tiene, este año ha contado con 13.500 Euros. Aunque cuenta con subvenciones, destacar que es la base que da servicio a todos los negociados del Ayuntamiento.

 

No hay comentarios hasta ahora.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.