Emoción y ternura en la 2ª Entrega de reconocimientos a «Lucentinos con Luz Propia» Emoción y ternura en la 2ª Entrega de reconocimientos a «Lucentinos con Luz Propia»
    Este Viernes tenía lugar en el Salón Córdoba de la Manzana de Adán la 2ª Entrega de reconocimientos a «Lucentinos con Luz... Emoción y ternura en la 2ª Entrega de reconocimientos a «Lucentinos con Luz Propia»

 

 

Este Viernes tenía lugar en el Salón Córdoba de la Manzana de Adán la 2ª Entrega de reconocimientos a «Lucentinos con Luz Propia», organizado por el CCA Eliossana ha galardonado a 11 lucentinos y un reconocimiento especial a título póstumo a Manolo Lara.

Acompañado por la Orquesa de Aras Pulso y Púa, y con gran expectación familiares y amigos de los homenajeados se reunían en esta noche tan especial, donde se contaron muchas de las historias que los hacen brillar con luz propia.

Los galardonados han sido Ana Almagro y Antonio Córdoba, padres de una niña con parálisis cerebral y permanentemente implicados en las asociaciones de personas discapacitadas; la directora de Acuarela de Barrios, Ana Franco que ayuda a niños en riesgo de exclusión social; el docente Antonio Palomino, por su defensa y respeto al medioambiente tanto en su trayectoria como maestro en el CEIP El Prado como en la Asociación Mejorana; Araceli Vicioso y Francisca López, fundadoras del colectivo Voluntarias Sanitarias quienes trabajaron sin cesar cosiendo mascarillas, epid, batas, etc… para los sanitarios y las personas sin recursos y que recientemente han puesto en marcha una campaña para el cuidado del Corazón; el negocio familiar Comestibles Juan Pablo que representa a esas tiendas de barrio que tanto han hecho por los ciudadanos durante la pandemia; José María Aroca Lizana, maestro y referente en la enseñanza del ajedrez , docente durante muchos años en el CEIP Ntra Sra del Carmen y cofundador de la Asociación Ruy López de Ajedrez;   Lorena Montero Rivas, responsable del equipo covid-19 en el Hospital Infanta Margarita de Cabra por su labor en el hospital atendiendo a los enfermos; María del Mar Guillén, impulsora del acompañamiento a familias en duelo acompañando a personas que han perdido a un ser querido; Pedro Ortega, empresario y muy buena persona; Antonio Ramírez Lopera, policía local  por su labor encomiable salvaguardando la seguridad de la ciudadanía ; y Juan Miguel Caballero Aroca Machaco, escritor autodidacta, «un gañan» muy buena gente que a través de sus libros ha escrito sobre la historia y las costumbres de nuestra ciudad.

 

Manuel Lara Cantizani, quién fuera concejal lucentino durante muchos años y defendió a Lucena como propia, una persona que se hacía querer y que dejó constancia allá donde fuera del legado de la historia judía y el amor por la poesía japonesa a través del haiku; recogían el premio su mujer y su hija con gran emoción que en unas palabras al público dijeron «que este es el reconocimiento que más le hubiera gustado a Manolo.

 

No hay comentarios hasta ahora.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.