Conocemos lo que puede ofrecer la Biblioteca Pública de Lucena y sus orígenes Conocemos lo que puede ofrecer la Biblioteca Pública de Lucena y sus orígenes
    Para terminar el año, nos adentramos en la Biblioteca Pública de Lucena, donde tuvimos una entrevista muy interesante con su directora Maria... Conocemos lo que puede ofrecer la Biblioteca Pública de Lucena y sus orígenes

 

 

Para terminar el año, nos adentramos en la Biblioteca Pública de Lucena, donde tuvimos una entrevista muy interesante con su directora Maria Teresa Ferrer que nos habló de todos los entresijos sobre su funcionamiento y orígenes.

 

¿La Biblioteca Pública es un ente municipal o autonómico? ¿Es una mezcla?

La Biblioteca es municipal en cuanto a qué, desde 1940 existe como Biblioteca Municipal, de hecho hay una ley que dice que en los municipios mayores de 5.000 habitantes es obligatorio tener biblioteca pública, luego prácticamente todos los municipios cuentan con una biblioteca según la ley de bases de régimen local.

En Lucena, si que la teníamos en funcionamiento desde 1940 ininterrumpidamente, pero fue a partir de la democracia cuando las bibliotecas municipales empiezan a inaugurarse en los municipios que no las había y a consolidarse.

Independientemente de que la biblioteca sea municipal, y de que los funcionarios sean del Ayuntamiento, allá por 1995 La Junta de Andalucía inventa un catálogo conjunto, con lo cuál la Junta de Andalucía le da soporte informático a la biblioteca para que nuestro catálogo esté abierto a toda la ciudadanía, un lector con un carnet expedido en la biblioteca de Lucena puede utilizar cualquier biblioteca de Andalucía, y viceversa, se pueden hacer prestamos interbibliotecarios.

A esto hay que añadir, que la biblioteca se hizo con presupuesto de la Junta de Andalucía, concedió una subvención suficiente como para remodelar el edificio actual donde se encuentra la biblioteca y comprar el mobiliario. Pero todo es municipal, tanto el edificio como el personal y la administración.

El patrimonio de libros es municipal, la biblioteca pertenece a la concejalía de cultura y bibliotecas. La biblioteca no es un ente independiente sino que su jefatura es municipal.

 

 

 ¿Nos puede contar un poco sobre la historia de la Biblioteca y cómo se fundó?

Los municipios de España, en el siglo pasado, apenas si había bibliotecas, empezaron a generarse en la época de la república, pero Lucena no tenía, lo que si tenía era el Instituto Barahona de Soto, que se instaló en la república y era un instituto de bachiller, que para aquella época era el «no va más» . En la república también se inventó una cosa que era la biblioteca itinerante, que era como una maleta viajera que llevaba un lote de libros e iba de pueblo en pueblo.

Con la guerra civil y posteriormente el franquismo, el instituto Barahona de Soto desaparece, entonces los políticos de aquella época vieron que tenían los libros de ese instituto, además los libros itinerantes y los libros de una biblioteca técnica que había en el Ayuntamiento la cual tenían los funcionarios, que eran diccionarios, libros de leyes, etc… A raíz de esto se decide que estos libros hay que ponerlos en valor, no se pueden quedar guardados, entonces se crea la primera biblioteca que se pone en el Paseo de Rojas, en la denominada Casa del Jardinero, y es el jardinero quién custodia los primeros libros públicos, el jardinero fue el primer «bibliotecario» entre comillas que tuvo Lucena en los años 40.

Poco después decidieron ubicarla en el mismo edificio que el Ayuntamiento, y durante mucho tiempo la biblioteca y el Ayuntamiento estuvieron en la misma sede. La biblioteca estuvo en el edificio del Conservatorio de Música, porque el Ayuntamiento también estaba en ese edificio. Cuando el Ayuntamiento se remodeló en los años 70, en la Plaza Nueva, la biblioteca se trasladó con él.

Luego el Ayuntamiento iba creciendo y la biblioteca también, fue entonces cuando la biblioteca volvió al edificio del Conservatorio de Música en la Calle Carmen Pizarro,  pero que ya no era Ayuntamiento sino que habilitaron allí un espacio. En el año 2007, con mucha ayuda de la Junta de Andalucía, la biblioteca se traslada al actual edificio que ocupa, el cual lo compró el Ayuntamiento en renta vitalicia, la renta vitalicia es una compra en la que se paga un alquiler a una persona, y cuando fallece la propiedad pasa, en este caso al Ayuntamiento, la propiedad se compró a la heredera de Miguel Álvarez de Sotomayor, que fue el antiguo alcalde de Lucena del franquismo. 

Yo entré a trabajar en la biblioteca publica a finales de los 80, entonces había unos 5.000 libros, de esa cifra a la actualidad que tenemos unos 85.000 libros. Independientemente, de todas las subvenciones que se han recibido y del presupuesto municipal que ha ido destinado a la adquisición de libros también últimamente recibimos muchísimas donaciones entre las que podemos encontrar enciclopedias en desuso así como joyas literarias y libros que pueden tener un buen segundo uso.

 

Además de libros ¿ qué  otros elementos se pueden consultar o prestar ?

Cuando empezó el VHS comenzamos a prestar este formato, todo ese material lo hemos ido quitando, porque ya la gente no lo necesita. Ahora lo que tenemos es CDs y DVDs en lo que es discoteca y videoteca, no solamente películas o cine, sino que también documentales, cursos de cualquier tipo, reportajes, etc. Cuando Manolo Lara fue concejal apoyó mucho lo que es la compra de discografía, entonces tenemos una colección muy buena, no solo de música clásica, que es lo que normal se encontraba antiguamente en las bibliotecas, sino que música Pop, Rock , Electrónica, de todo tipo, un paso por la historia de la música.

También tenemos la hemeroteca con revistas de todo tipo, no solo de Lucena, sino  fundamentalmente cultuales, de literatura, de filosofía, de economía, etc. Lo que no tenemos son los diarios locales, porque la gente ha dejado prácticamente de leer el periódico, entonces es un gasto demasiado elevado para la rentabilidad que se le sacaba; lo que si se utiliza es la hemeroteca antigua, de la Gaceta Lucentina para investigar periodos antiguos de la historia de Lucena.

Por último, las semillas de la semillateca, es una cosa muy reciente, lo que se pretende es ser un banco de semillas y para ello se le facilita al ciudadano, identificándose como si fuera un usuario de libros, una serie de semillas y se le pide que haga un seguimiento, rellenando una ficha que se acompaña y  tiene que devolver las semillas, si es que ese fruto se las ha dado. Estas semillas son autóctonas de la zona, así se potencia el producto de la zona. Entre las actividades relacionadas, hicimos un taller de jardinería, plantandose una serie de semillas de temporada en unos contenedores dentro del mismo recinto de la biblioteca.

 

¿Cuántas salas tiene la biblioteca? ¿Cómo se clasifican los libros?

La clasificación es la que tienen las bibliotecas de todos el mundo, la CDU, Clasificación Decimal Universal. Originariamente, era la clasificación de Dewey, pero a excepción de Washington lo  utilizan todas las bibliotecas del mundo.

Se trata de una clasificación del 1 al 10 por materias, todos los libros de filosofía serían el 1, todos los libros de religión el 2, Ciencias Sociales el 3, ( el 4 está libre), Ciencias Puras el 5, Ciencias Aplicadas el 6, Juegos, Arte y Deporte el 7, Lengua y Literatura el 8, Geografía e Historia el 9; cuando ves un libro de la biblioteca tiene una numeración, por ejemplo hemos dicho que el 5 es Ciencias Puras, pero el 51 es matemáticas y el 517 algebra, se trata de una subdivisión de la misma materia.  Además de la numeración como es normal, ordenados alfabéticamente.

 

En cuanto a salas, tenemos la sala infantil y juvenil que llamamos Bebeteca donde tenemos libros desde cero hasta catorce años, ahí se hacen presentaciones de cosas para niños como cuenta cuentos; cuando hay mucho publico se saca a otro espacio más amplio.

Luego tenemos la sala de referencia, que es donde están las enciclopedias, diccionarios de idiomas, atlas, etc. que antiguamente es la que se utilizaba más, aunque ahora se utiliza menos, se aprovecha para dar  talleres.  En esta sala se encontraba el rincón andaluz, pero como vamos creciendo a un ritmo importante, las enciclopedias de Andalucía se han tenido que sacar al Hall. También en el Hall o pasillo tenemos ubicada la discoteca y videoteca.

 

La sala más grande es la Sala General de Lectura, en ella se encuentran todos los libros que no se encuentran en la Sala de Referencia o la Bebeteca. Es decir, en la Sala General de Lectura se puede encontrar ficción, manuales, todas las materias.

La sala de Fondo Local, en la que se encuentran los libros de cuyo autor o contenido del libro sea local, por ejemplo cocina lucentina, geografía o historia lucentina, etc. toda temática que sea local se significa en esta sala. Usualmente se utiliza para presentaciones de libros ó sala de estudio.

Por último, en la tercera planta se encuentra la sala «La Etiqueta Me duele», que en sus inicios fue una sala de exposiciones con gran afluencia, pero con la apertura de la Casa de los Mora o el Palacio de los Condes de Santa Ana, se trasformó en sala de estudio.

 

¿Qué nos puedes contar en cuanto al programa de actividades?

Como todos, tenemos que hablar de actividades que se celebraban pre pandemia, y ahora post pandemia. Se pueden mencionar la que teníamos antes de la pandemia y que estamos volviendo a reactivar. Actividades fijas teníamos cuenta cuentos, y se potenciaba la idea de que los niños se hicieran socios y se llevaran libros.

Luego están las presentaciones de libros, si un autor quiere presentar su libro aquí se le colabora; luego están los recitales poéticos, no es lo mismo que un autor recite sus propios poemas, a que de pronto a algunas personas que les gusta la poesía realicen un recital, en muchas ocasiones con música. Fuera de la biblioteca, también se organizan presentaciones de libros según se requiera más espacio, se pueden llevar a cabo en la Casa de los Mora, el Palacio de los Condes de Santa Ana o el Castillo del Moral.

Otra de las actividades que se realiza con los colegios es la «maleta viajera», que se trata llevar libros del fondo de la biblioteca a distintos colegios, aunque los colegios tienen sus propias bibliotecas, como son libros que se llevan especialmente de la biblioteca pública tienen muy buena acogida.

En fechas determinadas como es el Día del Libro, tenemos concursos como es el de «Paseando por Lucena», se trata de un gymcana cultural en la que se concursa por familias, con adultos y niños, se realiza en colaboración con la Fundación Pérez Solano.

Hay actividades de reciclaje de libros, recientemente hemos tenido el taller de Halloween, otro de tarjetas navideñas, etc… Lo que se intenta es dinamizar la lectura de una manera distinta, por ejemplo , hemos hecho un taller de títeres, pero estos títeres son los personajes de un cuento; lo que se pretender es relacionar el taller con la lectura.

 

 

 

¿Qué son los libros libres?

Los libros libres es una iniciativa que surge cuando empezamos a tener muchos libros que nos donan, y que ya están por duplicado y triplicado, entonces hacemos una colaboración con la Asociación Amigos de la Escuela. En esta asociación montaron su propia exposición de libros antiguos que tenían que ver con la docencia; entonces,  pidieron a la biblioteca que les suministrasen libros antiguos que por su característica podían formar parte de museo, entonces se los fuimos salvando, y fue de esta manera como empezó la relación con esta asociación.

Antonio Moyano, uno de las cabezas visibles de Amigos de la Escuela, y yo, inventamos esta fórmula, pedimos a un benefactor, que en este caso fue Bronpi, para poner unas cabinas en la calle, que son las cabinas rojas que se encuentran repartidas por Lucena, y que contengan libros que los lectores puedan coger en la calle, el lema dice «este libro es libre, llévatelo y devuélvelo cuando quieras» . Son libros buenos, pero no son bestseller actuales, para ello hay que buscarlos en la biblioteca.

 

 

¿Se colabora con distintas delegaciones?

Se colabora con educación, por ejemplo, se traen visitas guiadas de los colegios a quienes les preparamos una actividad, se les muestra las instalaciones y se les explica como hacerse socios. Suelen venir niños de cuarto grado, sobre todo en fechas cercanas al Día del Libro. Con el salto de la pandemia, hay muchos niños de sexto que no tienen carnet de la biblioteca ni saben como funciona.

 

¿Se realiza préstamos de libros electrónicos Ebooks? ¿u otros elementos digitales?

El préstamo de libro electrónico lo gestiona la Junta de Andalucía a través de la web EBiblio , es lo mismo, prestan libros. Para tu poder descargarte un libro electrónico necesitas ser socio de la biblioteca , solicitas tu libro en EBiblio pero tienes que estar previamente registrado en una biblioteca de Andalucía. En la base de datos nuestra tiene que aparecer tu correo electrónico que es único, no puede repetirse el correo electrónico para otro lector.

El único inconveniente que tiene, es que es fungible, es decir, dura 21 días, a los 21 días desaparece; se puede volver a solicitar, pero este es el periodo que se concede.

No solo son libros, sino que se pueden prestar audiolibros, muy interesante para personas con deficiencia visual.

 

Se nos queda alguna cosa sin mencionar…

Bueno, hay que comentar que la biblioteca se nos está quedando pequeña,  que en un momento dado, veníamos de un sitio pequeño, pero que ya no nos caben los libros, dentro de poco tiempo tendremos que decir que no tenemos espacio para crecer más. Los políticos están avisados, hay otras dos concejalías en este edificio, y estaría por decidir si se mueve la biblioteca o alguna concejalía.

En cuanto a las pedanías, tenemos una sucursal en las Navas del Selpillar, en Jauja todavía no hay sucursal porque no cuenta con personal fijo.

No hay comentarios hasta ahora.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.