Hola, mi nombre es Francisco Manuel Burguillos Sánchez, nací en Lucena hace ya 25 años, pero hoy en día vivo en Londres. Me mudé a Londres...

Hola, mi nombre es Francisco Manuel Burguillos Sánchez, nací en Lucena hace ya 25 años, pero hoy en día vivo en Londres.

Me mudé a Londres el año pasado, poco después de empezar el verano; vine aquí para buscarme la vida y estar con mi pareja. 

Siempre quise salir de Lucena, desde muy pequeñito sabía que eso es lo que quería, y no por que tenga nada en contra de mi ciudad natal, sino por que simplemente quería crear la historia de mi vida, explorar y vivir aventuras. En mas de una ocasión lo intenté y en mas de una ocasión fracasé.

En el año 2013 sabiendo que no había trabajo para nadie más que para los «enchufados», me embarqué en varios proyectos para buscarme la vida: intenté montar mi empresa de asesor energético (comercial), después intenté montar una radio, y también intenté montar festivales de música. Todas estas cosas fueron ideas de amigos míos a los que yo me uní y que hoy en día siguen su curso y les va muy bien. Esos proyectos eran solo para sacar algo de dinero y poder salir, ya no solo de mi ciudad, si no también de España, puesto que el trabajo escaseaba y era mas difícil de encontrar que un unicornio.

Barajaba irme a Londres, ahorrar, estudiar y venirme, todo con vistas al verano de 2014, pero ocurrió algo que me hizo cambiar de idea, y es que conocí a Sara, la chica a la que amo. La conocí a través de Internet jugando al famoso juego «league of legends». Después de un tiempo hablando por skype y jugando nos fuimos conociendo, sin más. Hasta que un día ella fue de vacaciones a Valladolid y yo fui a conocerla en persona. Ahí nos dimos cuenta que nos gustábamos, y mis ganas de irme a Londres aumentaron, tanto que adelanté mi viaje para ese mismo año. Recuerdo, que hablando del tema con un amigo, él me preguntó que cuanto dinero tenia ahorrado, y yo le contesté «30€ y me voy en 1 mes», él obviamente, se echó a reír. Lo que él no sabía, es que yo aquí tenía a una persona que me ofrecía su casa, un contrato nada mas llegar y ademas quería iniciar una relación conmigo.

Antes de irme, conseguí un trabajo en la cafetería Fran, que es de mi primo, trabajé para él, me enseñó lo básico y me dio algún dinero. Mi madre también me dio un poco y mi padre, que al principio no le gustaba la idea, pero después me apoyó e incluso me dio lo que pudo. Y así fue como sin haber cogido nunca un avión, volé a Londres para buscarme la vida con 356 libras.

 Cuando llegué a Londres, inicié mi relación con Sara, me instalé en su casa y empecé un trabajo como fregaplatos. Lo primero que hice fue comprar una bicicleta y con ella me ahorré el transporte que es bastante caro. El pub en el que trabajaba estaba a 30 minutos en bici de donde vivía y siempre había mucho trabajo, tenia que correr mucho. Como se suele decir «trabajaba como un negro» pero aquí soy un inmigrante y es lo que hay, sobre todo cuando no conoces el idioma. Cuando acabó el verano ya no necesitaban a gente y casi pierdo el trabajo, justo al mismo tiempo en el que Sara y yo cambiamos de piso para que ella pudiera estudiar una carrera universitaria. La cosa pintaba mal pues no tenia dinero ni trabajo, pero al final conservé el trabajo, aprendí a trabajar como ayudante de chef y finalmente empecé a aprender como chef. Hace poco me cambiaron de pub, en la misma compañía, me han subido el sueldo y soy chef.

londres1

Ahora mismo estoy genial, vivo en un estudio con la persona a la que quiero, con un trabajo que me gusta, aprendiendo inglés e italiano y pensando en estar un largo periodo por aquí. Londres es una ciudad que siempre te sorprende y está llena de culturas y de todo tipo de personas. La gente suele ser muy respetuosa y con muchos modales, pero al mismo tiempo puede ser fría manteniendo las distancias. Porque Londres es una ciudad de paso, donde la gente viene y va ya que, a pesar de darte oportunidades, es difícil aguantar y mantenerse. Pero con constancia y fuerza, todo trabajo tiene su recompensa.

Un saludo para toda la gente de la tierra en la que me crié.

 

 

No hay comentarios hasta ahora.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.